Hoy en preguntas del lector: datos de Chiloé con niños

 

San Juan 2Por los caminos de Rilán4


 

Mail enviado el 6 de octubre. Dice así:

“Estelita: ¡Te escribo para pedirte de tu ayuda datística!

Como te había comentado, a finales de noviembre viajo con mi marido y
mis 3 hijos (2-5 y 14 años) a Chiloé y me gustaría que me ayudaras con
tus datos de dónde ir.
Son 3 noches. Llegamos un sábado y nos volvemos un martes.
La primera pregunta que tengo es si reservo un hotel en Castro por las
3 noches o sólo 2 y otra noche la reservo en otro hotel?

Ideal si me puedes ayudar.

Un abrazo. Sole”

Y mi respuesta – abierta para quien quiera aprovecharla – fue dada el día 6 de octubre:

“Hola Soledad:
Datos a dónde ir en Castro:
1.- Mercado Yumbel en zona alta de Castro: sobre todo los fines de semana. Hay de todo: recomiendo al único señor que vende quesos, a las señoras que venden mermelada de rosa mosqueta o miel de ulmo en el pasillo (ve viendo lo que hay en temporada); mallas de papas chilotas, salmón ahumado, etc.
2.- En el Centro de Castro está la carnicería de carnes premium (de vacas felices) El Gallo Rojo (puedes comprar carne de lechón, de cordero o vaca para llevar, hasta huevos frescos venden –  Dueña es Carola Antezana S. Tel. móvil: (+569) 8 299 4679) Calle Galvarino Riveros 1113/ y el Café Sur (café-café) que, espero, siga siendo atendido por Mauricio, su dueño, en calle Serrano, a una cuadra hacia el mar, de la iglesia de Castro. Son 4-5 mesitas, hay sánguches, kuchenes, quiches y buen café. De ahí mismo, si retrocedes al sur, la calle se empieza a llamar Thompson, y está el restaurante Sacho, que es como el típico restaurante de mantel de cuadritos donde te puedes comer un pulmay, cancato, corvina rellena, unos locos mayo, papas fritas que son de lo mejor (y yo nunca como eso), un pisco sour, y de postre murta con membrillo (tienes que llevar), sin tanta pretensión y con muy buena vista al mar, desde arriba.
Luego, retrocediendo y tomando calle Sotomayor, que es una calle que baja desde la Plaza de Armas a la costanera, puedes llegar paseando a esta costanera.
En la costanera, que es donde estaba la antigua estación de trenes, y aun queda una locomotora, también hay restaurantes (hay uno que queda hacia el cerro, creo que se llamaba El Mercadito, de una joven pareja, y ojalá esté abierto ya que solo abren en temporada. También está el Travesía, en calle Eusebio Lillo (que es la costanera), que me gustó mucho, hay sopas, pescados, ricos helados, pisco sour. Por esa misma calle, casi en una esquina, está el Nueva Galicia. Yo me tomé un jugo ahí pero vi que siempre estaba lleno, hacían una versión del curanto, lo vi servido y se veía re bien. Buen ambiente.
Y está el de siempre, el Unicornio Azul, que también tiene habitaciones, y donde alguna vez me comí un curanto junto a mi hermana Paulina, pero no sé cómo está actualmente. También en costanera funciona una feria artesanal pero a mí no me gustó tanto, abren tarde, cierran temprano, nada original. Mal. Nosotros le compramos cosas tejidas a una señora llamada Orlanda y su hija Karla, quienes tienen un pequeño kiosco a orillas del humedal que forma parte del Hotel Parque Quilquico, y eso sí fue mucho más auténtico. Ojalá sigan ellas. Debes salir a pasear para encontrarlas.
3.- Hay dos zonas de palafitos: la de Lo Gamboa, a la salida hacia Chonchi, donde se come bien en Mar y Canela con vista al mar y antes del restaurant hay una tienda de artesanías muy buena Arte Origen; y la que está a la entrada, pasando Sodimac, creo que se llama zona Pedro Montt por la calle de ese nombre. Ahí también hay hoteles y tienditas, pero los hoteles yo encuentro que son más ruidosos, y quizás no tanto para alojar con niños.
4.- Cercanías de Castro: la última vez me enamoré de la Península de Rilán, que está justo frente a Castro. Son 20 minutos en auto y es otro mundo, bien rural.
5.- Pasando Chonchi, debes ir a Isla Lemuy, tiene como 5 iglesias patrimoniales, en la primera que está casi saliendo del ferry (que sale a cada rato), hay un estuario y se ven bueyes acarreando botes. Lo malo es que, excepto febrero, la mayoría de las iglesias chilotas están cerradas. En Lemuy, pasas Puqueldón, que es la capital, por decirlo de alguna forma, de esta isla, sigues el camino, que es hermoso, y sobre todo, debes llegar hasta la punta que se llama Detif. Para llegar ahí se atraviesa una angostura que es de película y el lugar Detif, en sí mismo, es una la larga playa con su iglesia y todo el entorno es precioso. (ve el mapa de la isla y me entenderás).
6.- Cerca de Castro, más bien de Dalcahue (son 20 minutos desde Castro) y de ahí tomando hacia el norte está San Juan, que es como el astillero de Chiloé. Es diminuto y me encantó. Llegamos al atardecer, y tiene una bajada abrupta que te permite ver todo desde arriba. Me enamoré de esa luz.
7.- Muy cerca de Ancud, hay playas donde hay pingüinos en Piñihiuil, que puede ser interesante para los niños.
La isla, aunque no lo parezca, es grande. Por los días que me dices que vas, te recomendaría 2 opciones: irte altiro a Castro y alojarte en la península de Rilán. En este lugar te recomiendo Parque Quilquico http://www.hpq.cl  ya que tiene unas cabañas tipo palafitos, buena comida, se puede pasear ahí mismo a un humedal que es propiedad de ellos y, si no, también tiene formato habitaciones. Yo me alojé allí y todo excelente. Ellos mismos te pueden recomendar lugares para visitar. Para empezar, la iglesia de Rilán, que la deben haber terminado de recuperar, luego del terremoto.
Rilán te permitirá moverte hacia San Juan, Dalcahue (imperdible el mercado con sus cocinerías y las empanadas de manzana), Achao, Tenaún, etc. Si vas a Curaco de Velez, que queda atravesando Dalcahue en el ferry hacia Achao (a mí Achao, ningún brillo), te recomiendo eso sí, un pequeño museo frente a la plaza de Curaco de Velez, la verdad es que te muestra la vida en la isla, la parte geográfica, está bastante bien.
Opción 2: quedarte unos 2 días en Rilán y después enfilarte hacia Ancud recorriendo San Juan, Tenaún, En las afueras de Ancud, te re recomiendo unas cabañas (son 3 casitas atendidas por una pareja de un gringo, Britt Lewis y una peruana Sandra Echegaray, además de que hace talleres de yoga y producen maqui en polvo, tienen estas casitas, todas distintas con vista a una larga playa). Ellos te pueden armar paseos en kayak, etc.
* Si reservas ahí, dile que eres mi amiga ya que somos amigos, del yoga y de la vida. www.chil-hue.com http://yoga-chil-hue.wix.com/chil-hue-2 Teléfono Sandra: +56981895401. sandra@chil-hue.com
Amiga, he ido un montón de veces a Chiloé y cada vez se me hace más grande. Así es que te podría decir anda a Tantauco o al parque Nacional Cucao, etc, etc. pero no te va a dar el tiempo. El pique que te porpongo a Ancud es porque el lugar de Sandra es precioso, porque irías recorriendo la isla y sé que ellos los harían sentir súper acogidos y como ellos también tienen niños, hasta se pueden entender bien. Pero lo que te recomiendo en Rilán, también es un lugar que visualizo bien para ir con niños. Está el Noi – Centro de ocio en Rilán, donde también me he alojado, pero es más para parejas y en otra onda. Y el Hotel Enjoy de Castro no está mal pero como que no vives lo chilote.
Espero haberte ayudado.
Saludos.
MEG

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Buenisimos todos los datos, tanto de los lugares donde ir como en el lugar donde alojarse, y la isla no es tan chica por lo que creo se necesitaria un poco mas de tiempo para conocerla mejor. Gracias por la informacion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s