La araucaria me habló 

img_3756Se levantan del suelo volcánico cual candelabros.

img_3814

Se despellejan de sus cortezas con paciencia milenaria.

Crece, por tanto, de adentro hacia afuera. Natural, o ¿no?

img_3799

Si las tocas, pinchan. Pero si las abrazas te acogen y vibran porque su corteza es solo eso, corteza constituida por años para permitir que el árbol se asiente por dentro.

Se las presento: Son las araucarias araucanas (Saber más en Chilebosque). Las mismas que se encuentran en la Reserva Nacional Malalcahuello; en el Parque Nacional Conguillío (poco más al sur de Corralco); y en la cordillera de Nahuelbuta (entre Provincias de Malleco y Arauco – Bio Bío). Conoce CONAF en región de la Araucanía

img_3816Es árbol de hojas perennnes. Despliega ramas pero, sea invierno o verano, nunca las pierde. Vive a otro ritmo. Ese otro ritmo es quizás lo que más nos cuesta, como humanos turistas apresurados o sedentarios, entender. Y es que esas ramas solo se caen, cual trabajo de “castellers” y trabajo de equipo, cuando la base está firme y desarrollada. Y esto es lo que explica que, finalmente, quede esa especie de candelabro superior tan típico de las araucarias.

Crecen, decía, a su ritmo, formando pisos de ramas. Y cada piso se asocia a años pero no se puede hacer un cálculo solo por esta disposición. Su crecer tiene leyes que desconocemos. Es lento y azaroso. Cualquier plaga, incendio o erupción volcánica puede destruir el esfuerzo de centenares de años de corteza-rama; rama-corteza.

Su crecimiento, por ejemplo, es relativo y no sigue la lógica de otros árboles. Se acelera si las tocamos o si las cultivamos. Pero es más lento si están en estado “natural”. Por tanto, ver una araucaria de 3 metros puede indicarnos que tiene 35 a 40 años, pero puede ser que tenga más o que tenga menos. O podemos encontrar del mismo tamaño, sembradas, pero que tienen 15 a 20 años. Así es que para contarle los años, hay que ser experto.

Guía inicial para contarle años, gentileza de Christopher Arias, guía de Hotel Corralco: Ramas/Tronco; Ramas / Tronco: Ese espacio entre rama y rama se cuenta como un año. Pero puede ser que muchos años de ramas queden invisibles a los ojos pues cuando van creciendo y por efecto de la resina que producen o por ramas subterráneas, no vemos ese crecimiento.

img_3798

¿Cuánto viven? De 600 a 700 años. En la Reserva Natural Malalcahuello – Nalcas y a menos de 2 kilómetros caminando desde la puerta del hotel de montaña Corralco (Web) está la llamada Araucaria Milenaria que es, hasta hoy, la veterana y a la que se le calculan 500 años. Pero pudieran haber otras más antiguas, en sitios a los que nunca nadie accederá y hasta se sabe de otras que fueron taladas para producción maderera (sí, así como lo lee y esto porque hasta los años 80 la actividad forestal era bastante intensiva en esta parte de Los Andes). Lugareños vieron cómo un solo tronco llegaba a ocupar hasta 2 camiones de carga, extendidos a lo largo.

pin%cc%83ones

Dan un fruto llamado “pehuén”, pewuén, piñonero o piñón que es altamente nutritivo y hermoso. Se hace harina que es llamada “shome”; muday o bebida de piñón; se usa en queques; sopaipillas, galletas, panes o helados. Quizás como relleno de una empanada dulce; o se pueden cocinar piñones saltados, salsa de piñón para alguna carne o hacer una sopa de piñones. Piensen en que es una papa y de ahí experimenten recetas. O úsenlos, en lascas, como si fueran almendras. Mi recomendación es comerlos tibios, nunca fríos pues resultan duros y secos. No esperen “El” sabor, porque no es que tengan un sabor muy peculiar, como podría ser una nuez. Pero valoren su origen, su textura y su alto valor nutricional. Aquí encontré buenas ideas de recetas Recetas y más información

Dicen que el piñón sale cada 2 años. Por eso, por ejemplo, vas a la tienda de la señora Elisa en Curarrehue y hay años en los que no queda ni un frasco, ni encuentras en ningún lado de la Araucanía, donde es fruto típico. Sin embargo, en Corralco me contaron que en realidad siempre habrá una araucaria que dará piñón porque entre machos y hembras – digamos que – se van turnando en la producción. Entonces un mismo árbol, no dará todos los años, pero como están en bosques y agrupados, siempre habrá piñón.

El pehuén tiene “newén”, una energía propia que circula y se irradia. Por algo se transmite al llamado pueblo pehuenche, cuya principal alimentación provenía de este fruto. Ellos subían a la cordillera por meses, con camas y petacas, para recolectar lo que sería el alimento del invierno. Lo almacenaban y guardaban en conserva, en harina…

Las araucarias tienen sexo…pero lo esconden por años. Digamos que están tan concentradas en armar su cimiento con fuerza para aguantar las inclemencias de Los Andes, que hasta muy crecidas no definen su sexo. Y ¿cómo sabemos si son hembras o machos? Porque los machos tienen el piñón de un marrón oscuro. Y las hembras tienen un piñón verde.

img_3812Cuando mueren, siguen viviendo. Así es. Después de unos 600 años, digamos que la araucaria cae sola al suelo. Ahí mismo comienza otro proceso que, sobre todo a las mujeres vanidosas, nos interesa. Ya verán…Se cae el árbol, y después de unos 40 a 50 años, parte de ese tronco se transforma en el “picoyo”, también llamado ámbar vegetal. Se forma de la combinación de resina y rama pero solo se encuentra picoyo en el nacimiento de la rama. Es muy difícil que haya picoyo en toda la rama caída, dicen los lugareños que lo extraen.

¿Dónde comprar artesanías de picoyo? Tienen que ir a la tienda Ñamku que queda en la subida hacia el hotel Corralco, cuando vienen del pueblo de Malalcahuello. Ñamku web

joyas-picoyo

img_3813

Volcán Lonquimay visto desde el paseo a la Araucaria Milenaria, Hotel Corralco.

mapa-corralco

¿Dónde dormir, comer, pasear en Malalcahuello?

Hotel y resort de montaña Corralco

Ideal para: Niños, parejas y adultos

http://www.corralco.com web

reservas@corralco.com

Dónde comprar artesanías de la región y de Chile. Con Comercio Justo. Tienen redcompra.

Tienda de artesanías Ñamkun%cc%83amku-entrada

Celular: +56 9 6 675 57 38
Ruta 89, 200 metros desde el Cruce CH 181 – Sector las Vertientes.
MalalcahuelloIX Región de la Araucanía.

¿Por qué es importante hacerlas hablar?

img_3823

Como verán, las araucarias que encontré en la Reserva Nacional Malalcahuello – Nalcas, IX región, Chile, no me hablaron pero las hice hablar. ¿Por qué es importante hacerlas hablar?

Las araucarias han estado allí hace millones de años y no hablan. Pero si van al sur de Chile se hace necesario conocerlas, defenderlas, exponerlas y, bueno, tomarse fotos que causarán envidia porque, además de todo lo dicho, el entorno en el que crecen, es único en su combinación de volcanes, valles de lava, cráteres recientes, senderos accesibles, senderos de montañistas expertos; lagunas, termas y bosques milenarios de coigües, ñirres y lengas. Esta vez, yo intenté ser la portavoz de la araucaria. Pero no debo ser la única.

Nos vemos en otro punto del planeta. Viajando.

MEG

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s