Breviario Covid19 – 1: Con buena memoria

El no poder olvidar es mi gran tesoro y mi refugio en tiempos de pandemia.

Gargantas del Todra- Marruecos

La pausa, el miedo, la falta de abrazos o de siquiera un topón en el pasillo parecen ser los únicos ganadores del #Covid19. Pero yo juego a ganadora. Como diría Sinatra, a mi manera. Yo me quedo pegada en el acto – muchas veces involuntario – de recordar y hacer memoria.

Y, entonces, qué es lo que no se me olvida? O dicho de otra forma, ¿Qué es lo que se me olvida, pero no debiera olvidar porque regresará de alguna forma, a mi tiempo? Hay cosas que ya tengo claras.

Aquí comparto una lista, solo por ordenarme.

  • Que cada objeto a mi alrededor me lleva directamente a una persona querida, un momento, un lugar e incluso un sentimiento. Me analizo y me entretiene chequear cómo hay recuerdos desde la ropa que visto hasta el cuchillo que corta una manzana.
  • Que me encantan los abrazos. Los apretados y los reposados.
  • Que no me lavo las manos tan seguido como debiera.
  • Que tengo exquisitos jabones artesanales y que la mayoría han sido regalos de viajes y de personas que se nota que me conocen. Y eso me encanta aún más.
  • Que de hambre, no me moriré.
  • Que para tener vecinos, hay que tocar el timbre o hay que tener la necesidad y pedir favores. Es que los vecinos no llegan solos.
  • Que ya no necesito pintarme los labios, pero sí los ojos. (Mascarilla mediante).
  • Que mi fascinación por la práctica de yoga es infinita, pero que está en mí alimentarla.
  • Que tengo fuerza de voluntad.
  • Que la música de The Cure es maravillosa para andar en bicicleta y que no sé por qué nunca antes los valoré. Su canción The Forest trasciende lo sensible.The Cure A forest
  • Que me gustan las listas: desde anotarme tareas hasta desechar los Post It de aquello que ya cumplí.
  • Que andar en bicicleta con pequeño bolso en las espaldas, te confunde con los que, al parecer, son los únicos seres humanos que hoy andan en bicicleta: los repartidores de comida a domicilio.
  • Que las mascarillas reflejan tu personalidad.
  • Que en lugar de ponerme audífonos en la calle, tengo que aprovechar el silencio imperante en la ciudad. (¿No me quejé yo tanto del ruido y zumbido permanente cuando estaba en Asia?).
  • Que las ganas de viajar no se me quitan, es un vicio incurable.
  • Y…
  • Que no sé a qué país regresé.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .